La causa de la endometriosis se ignora, pero se sabe que no se desarrolla cuando el sistema inmune está en óptimas condiciones. Por ello ante los primeros síntomas debe potenciar su sistema inmunitario, ¿como hacerlo?:

  • Llevando una alimentación adecuada rica en frutas y verduras frescas de temporada, legumbres, pescado, marisco, carne blanca y abundante fibra
  • Evitando siempre los alimentos fritos, las grasas saturadas, los hidratos de carbono refinados -especialmente el azúcar-, las bebidas alcohólicas, el café y toda otra sustancia tóxica. No olvidando, por supuesto, hacer algo de ejercicio físico diariamente (lo mejor es caminar a paso ligero media hora cada día). Y tampoco cabe olvidar la posible contaminación ambiental.

Otros médicos, como el doctor Fermín Moriano, insisten además en la necesidad de valorar adecuadamente el factor psicoemocional a la vez que menciona las excelentes posibilidades que brinda la Homotoxicología.

Otra alternativa es la Homotoxicología, una rama de la Medicina Biológica que se basa en los principios de la Homeopatía. Para el creador de esta disciplina, el médico y homeópata Hans-Heinrich Reckeweg (1905-1985), la enfermedad es la lucha del organismo para defenderse de las homotoxinas. Según él numerosas enfermedades se originan al aumentar la carga homotóxica del tejido conjuntivo (matriz extracelular) ya que cuando eso ocurre se obstaculiza el transporte de nutrientes desde los capilares sanguíneos hasta las células y, como consecuencia, se rompe el equilibrio dinámico del organismo y se entorpecen los procesos biológicos más importantes.

Trastornos que, finalmente, se traducen en enfermedad. Pues bien, según el doctor Moriano la endometriosis puede ser una de las dolencias que se deban a esa lucha interna del organismo contra las toxinas. Y lo que habrá que hacer en tal caso es utilizar las mismas toxinas desencadenantes de la enfermedad, “homeopatizarlas” y administrárselas a la paciente para que estimulen su sistema inmune y éste resuelva el problema.

“El abordaje de la endometriosis desde la Homotoxicología -explica el doctor Moriano- está permitiendo obtener resultados muy buenos en un gran porcentaje de casos. Además, si se acompaña de la ingesta de perlas de onagra y se utiliza la Medicina Bioenergética para tratar los bloqueos y conflictos que con mucha probabilidad sufre la paciente podemos decir que es más que probable que no se vuelva a reproducir la endometriosis”.

Hay que decir que resultados similares -cifrados en torno al 82% por el Departamento de Acupuntura y Masaje de la Universidad Zhejiang de Medicina Tradicional China- se obtienen en el tratamiento de la endometriosis con Inyectopuntura y Moxibustión. “La Moxibustión -explica el doctor Santiago de la Rosa, presidente del Área de Naturopatía del Colegio Oficial de Médicos de Madrid- es una herramienta de la Medicina Tradicional China que trata los desequilibrios energéticos mediante la combustión de plantas medicinales y que consiste en aplicar la planta en combustión -llamada ‘moxa’- sobre los puntos de acupuntura adecuados para tratar un determinado mal.

En el caso de la endometriosis son los que controlan la cavidad pelviana o el útero.” En cuanto a la Inyectopuntura consiste básicamente en aprovechar los puntos de la acupuntura para inyectar en el organismo determinadas componentes activos de plantas que, en el caso de la endometriosis, ayuden por ejemplo a acelerar la circulación de la sangre en la cavidad pelviana. “Tenemos que partir de la base -explica el doctor De la Rosa- de que la Medicina Tradicional China considera que la endometriosis es un estado patológico causado por el estancamiento de la sangre en la cavidad pelviana. De ahí que se empleen la Moxibustión, la Inyectopuntura o la Auriculoterapia -por citar algunas posibilidades- para drenar los meridianos, eliminar la estasis sanguínea, promover la circulación de la sangre y de la energía vital, reforzar el sistema inmune, inhibir la secreción de prostaglandinas causantes del dolor y regular las funciones endocrinas.” Cabe añadir que con estos métodos distintas universidades chinas están obteniendo entre un 80 y un 90% de éxito en el tratamiento de la endometriosis.

También con Medicina Ortomolecular se obtienen beneficiosos efectos. “La clave está -afirma José Ramón Llorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular y miembro del equipo de Discovery DSALUD- en tratar al organismo como una unidad funcional y en nutrirle de la forma más adecuada para reequilibrar su sustrato bioquímico y conseguir que él mismo tienda al equilibrio y a la autorregulación.

Por tanto, no tratamos propiamente la endometriosis sino todo el sistema en el que se produce. Consideramos -y la casuística nos lo demuestra- que éste es el tratamiento óptimo”. Según Llorente, el primer paso para que el cuerpo vuelva a su equilibrio -y, al tiempo, elimine cualquier dolencia, incluida la endometriosis– es depurarlo, limpiarlo de las toxinas que le están impidiendo estar sano. “Hecho esto -continuaría diciéndonos- lo que hay que hacer en el caso de la endometriosis es regular todo el sistema hormonal. Para lo cual recurriremos a la alimentación y, si se considera necesario, a algún complemento que nos ayude a compensar los desequilibrios orgánicos. Nosotros recomendamos principalmente la ingesta de ácidos grasos esenciales omega 3 (presentes sobre todo en el pescado azul) y de otros nutrientes que influyen en ese sistema. De esa forma, depurando y nutriendo adecuadamente las células, se logra la autorregulación del organismo y conseguimos, en unos casos, eliminar la endometriosis y, en otros, que no vaya a más. Se trata, en suma, de ayudar al organismo con productos que no generan reacciones adversas ni efectos secundarios indeseados”.

También la Homeopatía hace su aportación al tratamiento natural de la endometriosis. Así, en la primera parte del ciclo menstrual -es decir, hasta el día 14 si la regla se produce cada 28- propone tomar 15 gotas 3 veces al día de grosellero negro, frambueso, cola de caballo o pensamiento salvaje (a elegir). En el segundo ciclo -desde el día 14 al 28- se aconseja (también a elegir) mijo del sol (dos cucharadas soperas por taza, tres tazas al día), alquimila (en tintura madre 10 gotas, tres veces al día) o alquilea (30 gramos por litro, tres tazas al día). Además, durante todo el ciclo menstrual se deberán tomar perlas de aceite de onagra y aplicaciones locales de arcilla. De esta forma, según quienes lo practican, se alivia la sintomatología que acompaña a la endometriosis.

En suma, la endometriosis -como la mayoría de las llamadas enfermedades- se debe a un desequilibrio en el organismo. Y que su causa sea una u otra -está por descifrar- no impide saber que basta un sistema inmune en condiciones para prevenirla e, incluso, curarla. Que para ello se sigan los postulados de la Medicina Tradicional China, de la Medicina Biológica, de la Medicina Bioenergética, de la Homeopatía o de la Medicina Ortomolecular -entre otras posibilidades terapéuticas- no tiene ya tanta importancia. Porque lo importante es que en todos esos casos se busca lo mismo: desintoxicar el organismo, eliminar los bloqueos físicos y energéticos, alimentar al cuerpo correctamente, armonizarlo y elevar sus defensas naturales.

Fuente: Discovery Salud

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…