Científicos de la Universidad de Sydney en Australia, en colaboración con la Universidad jordana de Mutah han realizdo una serie de pruebas para intentar un nuevo método de diagnóstico de la endometriosis menos invasivo que la laparoscopia, lo cual podría mejorar las condiciones de las afectadas en los próximos años.

Hoy por hoy, además de la descripción de los síntomas, hacer una pequeña incisión en el abdomen mediante laparoscopia para tomar una muestra de tejido es una de las formas, la más segura, para obtener un diagnóstico de la enfermedad. El procedimiento tiene los riesgos de cualquier intervención quirúrgica (por sencilla que sea), y a veces existe un retraso de hasta 10 años desde la aparición de los primeros síntomas hasta que se obtiene un diagnóstico definitivo.

Investigadores de muchos países tratan de buscar métodos alternativos más sencillos y menos invasivos y un trabajo publicado esta semana en la revista ‘Human Reproduction’ podría abrir esta puerta definitivamente.

Células nerviosas ‘fuera de sitio’

Desde 2007, algunos pequeños estudios han demostrado que, a diferencia de las mujeres sanas, las pacientes con endometriosis tienen una elevada presencia de fibras nerviosas en las capas de su endometrio, una ‘rareza’ que podría explicar al menos en parte sus síntomas.

Los citados científicos de la Universidad de Sydney (Australia), en colaboración con la universidad jordana de Mutah, se propusieron demostrar en un ensayo clínico si el análisis de estas células mediante una simple biopsia podría ser tan fiable como la laparoscopia.

Tomaron para ello a 99 mujeres con síntomas de endometriosis y, además de la prueba estándar (laparoscopia), les extrajeron una pequeña muestra de tejido con un procedimiento similar al de la citología, en la misma consulta del ginecólogo y sin necesidad de anestesia.

Al analizar las muestras de tejido al microscopio, descubrieron que las mujeres con más cantidad de fibras nerviosas en su endometrio según la biopsia eran las mismas 64 pacientes a quienes la laparoscopia había diagnosticado la endometriosis.

ian_fraserEl análisis, como explican los investigadores, dirigidos por el australiano Ian Fraser, permitió diagnosticar correctamente la enfermedad en el 98% de los casos; aunque a cambio, sólo ‘acertó’ en el 89% de los casos negativos.

Esto quiere decir, explican, que la prueba podría utilizarse como un primer método diagnóstico para acelerar el descubrimiento de la endometriosis (especialmente importante en los casos de infertilidad), y sólo realizar la laparoscopia a aquellas mujeres que den positivo en el análisis de células nerviosas. Por su parte, si la biopsia da negativa sólo se estaría ‘perdiendo’ al 1% de las mujeres que sí tienen endometriosis.

Fuente: El Mundo Salud

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…