INICIATIVA PIONERA DEL SERVICIO DE GINECOLOGIA DEL HOSPITAL CORDOBES.

La intervención, que nunca se había hecho en España, emplea el gas helio.Trata un problema que afecta a un 10% de mujeres en edad reproductiva.

El hospital Reina Sofía ha incorporado una novedosa técnica quirúrgica que emplea el gas helio para tratar la endometriosis, de la que ya se han beneficiado 15 mujeres con excelentes resultados a corto plazo. Las primeras pacientes se sometieron a este procedimiento a mediados de 2007. La delegada de Salud, María Isabel Baena, señaló que esta nueva técnica “supone un avance muy importante en el tratamiento de esta disfunción relacionada con el ciclo menstrual, ya que aún no se conoce la causa de la enfermedad”.

La administración del helio se suma a los otros procedimientos quirúrgicos entre los que figura el láser de dióxido de carbono y el de argón. El principal objetivo de la cirugía en esta patología es reducir o eliminar el dolor y tratar de recuperar la fertilidad.

En la unidad de endoscopia del servicio de Obstetricia y Ginecología se hace la intervención por el jefe de servicio, José Eduardo Arjona, y los ginecólogos Blas Pelegrín y Ramón Guisado. El Reina Sofía ha sido el primer centro español en aplicar este tipo de cirugía con helio para abordar una dolencia que afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva y se sitúa como la causante del 35% de la infertilidad femenina. La endometriosis es la principal causa de abandono del trabajo y de bajas laborales en mujeres con esta enfermedad. La endometriosis es producto de la extensión del tejido que recubre el interior del útero (endometrio) fuera de la cavidad uterina hacia los ovarios y/o la superficie de los órganos pélvicos vecinos. El tratamiento incluye medicación en las fases leves e intervenciones quirúrgicas sobre los ovarios y la pelvis.

En la mayoría de las ocasiones, el abordaje quirúrgico (para tratar la endometriosis sin dañar tejidos sanos que la rodean) se realiza mediante laparoscopia (cirugía poco invasiva), que permite resecar las áreas afectadas por la enfermedad mediante la extirpación y también es posible por cauterización (aplicación de calor intenso) o vaporización (con electricidad). La principal ventaja de la técnica se basa en los escasos efectos lesivos en las zonas no deseadas, lo que permite proteger estructuras adyacentes a las lesiones como arterias, venas y otros órganos y tejidos de la pelvis. La endometriosis es una enfermedad crónica, caracterizada por cólicos o períodos menstruales muy dolorosos, menstruaciones con sangrados muy abundantes, dolor crónico en la pelvis (que incluye dolor de la espalda inferior y dolor pélvico), el intestino y también durante o tras tener relaciones sexuales.

Fuente: Diario de Córdoba

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…