La endometriosis es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento de placas de tejido endometrial, que normalmente sólo se encuentra en el revestimiento interno uterino, fuera del útero, y que se estima que afecta al 15% de las mujeres.

Hasta ahora, el Ministerio de Trabajo nunca había considerado esta dolencia como causa merecedora de la incapacidad laboral permanente. Sin embargo, el caso de Cristina marca un antes y un después para las enfermas de endometriosis, pues el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha fallado que, efectivamente, esta enfermera sevillana de 42 años no podía realizar su trabajo con la normalidad requerida y era preciso concederle la baja absoluta.

Las continuas diarreas crónicas que le obligaban a no poder comer cuando tenía que trabajar, las tres operaciones que tuvieron que practicarle en tan sólo trece meses y la fuerte medicación a la que se ve obligada a someterse pueden haber sido decisivas a la hora de sentar tan importante precedente en el colectivo de enfermas de endometriosis.

A pesar de que este “triunfo burocrático” supone una puerta a la esperanza para las afectadas por este mal, Cristina asegura que “Me gusta mi trabajo, pero creo que no estoy capacitada para ejercerlo en condiciones, aunque me cuesta asumir mi incapacidad”.

Fuente: Hoy Mujer

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (¡Haz la primera valoracion!)
Cargando…