En la Web Contrasteweb ha escrito una interesante colaboración Alberto Barocio sobre los efecto psicológicos de la endometriosis. En el mismo se reflejan los daños psicológicos que produce la enfermedad en la mujer generando aislamiento e incomprensión por parte de la pareja y la familia, así como fuertes secuelas que de no recibir atención médica pueden empeorar.

Existen numerosos factores que pueden incidir de manera negativa en el ánimo y el carácter de la mujer afectada por la endometriosis. Por una parte encontramos el dolor, un problema que se puede cronificar y provocar cambios en la percepción del mismo. Estímulos que para una persona normal serían normales pueden provocar una sensación de dolor intenso en mujeres afectadas por la hipersensibilidad, un caso típico es el del dolor pélvico. Todo esto tiene efectos psicológicos.

Otro factor muy recurrente explicado por las enfermas es la incomprensión por parte de su entorno familiar, laboral y social. Otras mujeres, y no digamos ya los hombres, no acaban de entender que las reglas produzcan un dolor incapacitante por su intensidad. Esto lleva a una sensación de incomprensión y de aislamiento, siendo los problemas familiares frecuentes.

Es necesario que la mujer que padece estos dolores y siente que su entorno no la comprende o apoya acuda al psicólogo y reciba un tratamiento en paralelo al que prescriba su ginecólogo. En algunos casos también puede estar indicado realizar un genograma que ayuda a evaluar con precisión las relaciones familiares y detectar patrones que pueden ayudar o perjudicar la situación de la enferma.

Creemos muy importante este tipo de estudios pues, a parte de los síntomas físicos, en los años que llevamos en la Asociación Endometriosis España nos hemos dado cuenta como el sufrimiento psicológico se da en la mayoría de mujeres afectadas y requiere toda la atención posible.

Os invitamos a leer el artículo completo aquí: Contrasteweb